CONAMOVIDI exige al Estado peruano el reconocimiento del aporte del trabajo de las mujeres en los diferentes escenarios de crisis, como el COVID-19

CONAMOVIDI exige al Estado peruano el reconocimiento del aporte del trabajo de las mujeres para sostener la vida de las familias peruanas en los diferentes escenarios de crisis, como lo hace en el contexto de la pandemia de COVID-19

En el Día Internacional de las Mujeres, la Confederación Nacional de Mujeres Organizadas por la Vida y el Desarrollo Integral (CONAMOVIDI) presenta sus demandas ante el Presidente de la República , a integrantes del Poder Ejecutivo y el Congreso de la República, para que se establezcan medidas que reconozcan los aportes de las mujeres de los comedores populares autogestionarios en el servicio alimentario diario a más de 1 millón de personas peruanas en situación de pobreza y extrema pobreza, en la respuesta sanitaria ante el COVID-19 y en  la prevención de la violencia de género a través de la labor de las promotoras. 

Sin embargo, “este trabajo de las mujeres es poco visible, reconocido y, mucho menos, retribuido” expresa la mencionada organización en su pronunciamiento.

En respuesta a la invisibilidad del aporte de las mujeres, la CONAMOVIDI propone entre las medidas que hagan posible el reconocimiento concreto y necesario del trabajo de las mujeres, en primer lugar, garantizar el suministro de alimentos de manera oportuna a los comedores populares. Esta función recae en los municipios, pero lo han estado realizando en forma deficiente, indica la organización.

En segunda demanda; que se asigne presupuesto para la aplicación de las medidas de bioseguridad que resguarden la salud y la integridad de las mujeres de los comedores, hasta salir de la crisis sanitaria, proteger la vida de nuestros pacientes de COVID, facilitando atención médica, oxigeno.  De igual manera, es una exigencia que las mujeres que trabajan en los comedores populares, es decir, son más de 80 mil integrantes de estas organizaciones a nivel nacional, sean incluidas en los grupos prioritarios, que deben recibir la vacuna contra el COVID-19, de modo que estén protegidas ante un posible contagio, por ser agentes de primera línea.

También es urgente el establecimiento y fortalecimiento de las Casas de Acogida para la población femenina que, afectada por la violencia de género y familiar, específicamente física y económica, que se ha agudizado en esta pandemia, debido al confinamiento obligatorio, donde las víctimas tienen que compartir el día a día con su agresor, situándolas en grave riesgo contra su integridad.

Como quinta demanda, proponen al Estado peruano se distribuya a todas y a cada una de las mujeres de las organizaciones sociales que realizan trabajo no remunerado, un bono de 600 soles en respuesta a la emergencia sanitaria y alimentaria causada por la PANDEMIA, como se ha previsto para l@s ciudadanos miembros de mesas electorales, señala el documento de la CONAMOVIDI.

Finalmente; demandamos Inclusión de las mujeres de las organizaciones en los programas y estrategias de reactivación económica, indispensable para la recuperación de la autonomía economía de nosotras las mujeres que entregamos parte de nuestras tiempo y nuestras vidas a bregar por justicia social.

Los más de 13 600 mil comedores a nivel nacional constituyen la red más importante para la protección social comunitaria y, en el contexto de la pandemia es imprescindible un reconocimiento concreto de la importancia de su aporte para sostener la vida de las familias, que en su mayoría viven del trabajo de día a día, del que dependen las mayorías de los peruanos y peruanas, remarca la mencionada organización.

Ver pronunciamiento